La negociación con Douglas sigue lejos de un acuerdo

En esta cuarta reunión la empresa ha empezado a detallar parte de las medidas que quiere implantar. Aunque nos ha entregado documentación, no es toda la que les solicitamos y seguimos en espera del resto.

Tras la exposición de la empresa, seguimos sin poder aceptar que se quiera afectar a toda la plantilla frente a causas que consideramos puntuales.

En la mayoría de medidas propuestas tenemos diferencias sustanciales y vemos muy lejos cualquier posible acuerdo. Nosotros hemos planteado propuestas que mejoren lo que quiere aplicar la empresa.

Sobre el sistema de variable, consideramos que se debe motivar e incentivar el trabajo de la plantilla, pese a que no se esté alcanzando la venta del año anterior. Hemos planteado una modificación de los criterios para que se vea compensado el esfuerzo y poder percibir un porcentaje por conseguir los indicadores, a pesar de que la tienda esté hasta un 5% por debajo de la venta del año anterior.

Hemos planteado que toda la plantilla pueda recuperar trimestralmente si algún mes no ha conseguido la venta.

En la modificación de los contratos a lunes a domingo, la empresa pretende la obligatoriedad de trabajo en festivo; la aplicación de turnos de mañana, tarde y partido según necesidades de la tienda, pudiendo tener dos turnos en la misma semana, preferiblemente haciendo partido en fines de semana los sábados y domingos; también establecer los descansos semanales en función del tráfico de la tienda quitando cualquier derecho que tenga la plantilla.

Se ratifican de nuevo en las bandas salariales, limitando lo que se pueda llegar a cobrar pero que no supone subida para los que estén por debajo.

Esperamos que para la próxima reunión podamos encontrar algún punto en común, porque en esta línea tenemos posiciones e intereses muy alejados.

La próxima reunión tendrá lugar el jueves día 1 de agosto.